Saltar al contenido

Casetas acolchadas para perro

Si buscamos un lugar para que nuestro perro se aloje lo más conveniente es que este sea acogedor y le provea un óptimo confort y comodidad para que este se tumbe y descanse. Para el público, el material más acogedor es la tela y la lona acolchada que sin duda mantendrá cálido el interior del hogar de nuestro canino.

Ventajas de una casa acolchada para perro

Sin embargo, sus cualidades van mucho más allá de garantizar un suave refugio. Este modelo de casetas es muy recomendado para aquellos perros activos o en continuos movimientos que entran y salen rápidamente de las casetas, evitando que estos sufran lesiones o se golpeen con su estructura durante el día y la noche.

Además, su fabricación acolchada ofrece una caseta ligera, de gran versatilidad y fácil montura, cualidades que la convierten en un producto atractivo y, si es de tela o lona, muy portátil.

Características principales de las casas para perros acolchadas.

La característica que más destacada sobre este modelo refiere a la protección del canino ante las inclemencias del tiempo, al momento que lo refugia sobre una base rígida con tacto acolchado. Ventaja que resulta bastante favorable para los animales que disfrutan de la libertad del exterior sin olvidar la agradable sensación de hogar.

El diseño de estos modelos varían, existen algunas confecciones que vienen con instrumentos plegables fabricados en lonetas, altamente recomendables para cachorros o perros de pocos meses.

Mientras que la fabricación habitual de casetas acolchadas incluye puertas de cremallera, múltiples bolsillos para el guardado de juguetes y accesorios, y una red de seguridad para vigilar y mantener bajo protección los movimientos del canino.

Se pueden encontrar en el mercado de distintos tamaños, formas y colores, siendo precisamente su variedad la que permite que el público la reconozca como un producto estético y de gran atractivo para el público femenino o para ser ubicado en el interior del hogar.